jueves, 20 de marzo de 2014

EL VERDADERO MODELO A IMITAR

Hace unos días llegaba a mi mesa una de esas historias que hace reflexionar. Reflexionar sobre los modelos a imitar que, de una forma u otra, se inculcan a las niñas de hoy día, las mujeres del mañana, y he decidido que me gustaría compartirla con tod@s vosotr@s. 


La historia se podría resumir en: una madre fotógrafa de bodas, una hija que cumple 5 años, y ganas de celebrarlo de una forma original. Hasta aquí todo de lo más habitual. 
La madre, Jaime Moore (leer como "yeimi", no como "Jaime", que ese es el carnicero de mi barrio), tras buscar inspiración sobre cumpleaños infantiles en la red, vio que la mayor parte de las ideas eran acerca de «cómo vestir a tu hija como una princesa Disney» o «haz que se sienta una princesa». Esto le llevó a pensar en todas las mujeres fuertes y reales que le gustaría que su hija conociera y admirara. Mujeres que marcaron una época y que, en definitiva, han cambiado la vida de su hija para bien. 


Como explica la propia Jaime: «Mi hija nació en un país donde puede votar, ser doctora, piloto, astronauta o presidenta, y eso es lo que de verdad importa. Quería que conociera el valor de estas admirables mujeres, que fueron en contra de todo para que ella pudiera tenerlo todo. Elegí a cinco mujeres porque es su cumpleaños número cinco, pero hay miles de mujeres y niñas que han peleado por la igualdad de derechos en todo el mundo. Hagamos a un lado a las muñecas Barbie y a las princesas Disney por un momento, y enseñémosle a nuestras hijas todo lo que una mujer real puede llegar a ser». 


Así que como veis en las fotografías, de quien finalmente se vistió la niña fue de estas cinco grandes mujeres. Las elegidas son Susan Anthony (luchó por el voto femenino en Estados Unidos), Coco Chanel (diseñadora de moda), Amelia Earhart (toda una pionera de la aviación estadounidense), Helen Keller (activista política sordociega) y Jane Goodall (primatóloga y activista medioambiental).


Desde aquí, toda mi admiración a una madre que está abriendo a esa niña todo un mundo de posibilidades, transmitiéndole grandes valores que harán de ella una mujer fuerte y libre.

8 comentarios:

  1. Guau que entrada mas chula y cuantas cosas para pensar...como siempre genial satu

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta entrada, Satu. Seguro que la niña ha alucinado con todo lo que le haya contado su madre de estas cinco mujeres.
    Con las fotos que le ha hecho a su hija se ha resaltado algo que no siempre tenemos presente: es el valor de muchísimas mujeres que lucharon para que ahora nosotras vivamos un poco mejor.
    No ha sido en balde, pero considero que aún nos queda mucho camino por recorrer.

    Supongo que habrás puesto el enlace en Twitter, así que cuenta con mi RT y mi FAV, Satu :D

    ResponderEliminar
  3. que precioso lo que compartes ahora mismo se lo envio a mis amigos, ejemplos a seguir esto es lo que necesitamos hoy en día. Enfermera saturada tu tambien eres un ejemplo.

    ResponderEliminar
  4. Estamos tan faltos de un modelo a seguir...
    Que gracias a nuestra Satu, perdón por el posesivo, (que atrevimiento el mio), ya te hemos hecho un poco nuestra nos da "su modelo" diferente y divertido para que tengamos en nuestra profesión algo de lo que sentirnos orgullos@s cada dia.

    ResponderEliminar
  5. Este mundo necesita de más madres como esta que trasmitan valores auténticos a sus hijas, que serán nuestro futuro, porque queridas compañeras, se está perdiendo el norte.....gracias Satu por esta reflexión. Un saludo desde mi paraíso en Mallorca.

    ResponderEliminar
  6. Qué emotivo. Enhorabuena. Lo reenvio.

    ResponderEliminar

Certif. Nº 130068